.....::    fonte.es     2016-01-06
 

Corea del Norte y sus pruebas nucleares


Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir por e-mail
 

El régimen de Pyongyang acaba de realizar un ensayo nuclear con una bomba termonuclear para demostrar al mundo su poderío armamentístico. La prueba ha producido un terremoto de grado 5,1 en la escala de Richter que se puede observar en la pagina web de alertas por fenómenos naturales Earth Alerts.

Este acto va en contra de las resoluciones de las Naciones Unidas por lo que Corea del Norte se arriesga a más sanciones y a un aislamiento todavía más severo del resto del mundo.

La falta de sentido moral de Kim Jong-un y sus ministros ha propiciado, como en otras ocasiones, que se tome como válida una "solución tecnológica" a pesar de la destrucción que genera. No creer en un Orden Superior de las cosas genera este tipo de monstruos. Cuando no se encuentra ninguna conciencia superior a la propia, se puede hacer cualquier tipo de acto con tal de salvaguardar en interés particular. El fanatismo consciente y orgulloso (ahora de Pyongyang y antes de EEUU, la URSS, y otros), puede generar una destrucción de escalas apocalípticas. Este ateismo radical, a modo de gobierno, lleva a tener por cierto que no hay más Justicia que la propia y que debe de ejecutarse para que sea válida. Solo queda esperar.

No quiero con esto olvidarme del fanatismo religioso cuya esencia es la interpretación grotesca de la voluntad de Dios. Y aquí está el otro gran problema actual del que ya conocemos sus consecuencias.

La radicalización parte del hecho de que algunos individios se erigen como intérpretes únicos y válidos de la Verdad. Se creen con "derecho" a someter al resto del mundo a sus elucubraciones. Ante esta tendencia suicida del ser humano debemos apostar por una educación en valores, sin carga ideológico-política y con mucho bagage cultural.