.....::    fonte.es     2019-03-03
 

Descubren en Lugo un objeto muy cercano a la Tierra


Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir por e-mail
 



Un astrónomo aficionado de Lugo acaba de descubrir y fotografiar un extraño objeto que deambula junto a la Tierra en su trayectoria orbital alrededor del Sol. Desde su casa -y con instrumentos de observación no muy potentes, casi rudimentarios- ha observado esta masa orbitando en sincronía con nuestro planeta aunque sin peligro de colisión catastrófica, dado su reducido tamaño.

 

Los expertos han determinado que su diámetro no alcanza los 100 metros y que se encuentra a una distancia inferior a 0,1 U.A. de la Tierra, describiendo una órbita algo excéntrica, por lo que se aleja y se acerca a nosotros de forma estacional, es decir, que su perigeo se produce por estas fechas todos los años, circunstancia que ha facilitado su localización. (Nota: una unidad astronómica –U.A.- es equivalente a unos 150 millones de kilómetros).

 

Fillolio, objeto cercano a la Tierra

 

El investigador, que ha preferido mantenerse en el anonimato, solicitó a especialistas en astrofísica que analizasen el espectro de reflexión superficial del objeto. El estudio ha revelado la presencia de carbono molecular en su superficie. Esto sugiere que las moléculas fundamentales para la vida se encuentran de forma abundante por el espacio, tal como sugieren las últimas teorías. Existe la posibilidad de que una acumulación de este tipo de objetos haya encontrado las condiciones cósmicas propicias para originar la vida.

 

Del análisis fotográfico se deduce que hubo un tiempo en que su superficie estuvo muy caliente, época en la que se formó su accidentado relieve. Se observa una merma de volumen en algunas regiones por pérdida de masa gaseosa que se produce en la cara iluminada y caliente, fenómeno que lo ha llenado de cráteres y grietas. Las partes brillantes en el borde de los cráteres revela la posible presencia de una mínima cantidad de agua intersticial en combinación con el substrato sólido en combinación con hidrocarburos.

 

La NASA contempla con particular interés este tipo de formaciones en el Sistema Solar pues, en un futuro no muy lejano, podrían convertirse en elementos de soporte básicos para emprender viajes interplanetarios de larga duración.

 

El descubridor del curioso astro ha demandado a la Asociación Astronómica Internacional que lo registre con el nombre de “Fillolio”, en honor al tan célebre manjar de la repostería galaica al cual se parece de forma tan notable.